La modernidad estética y técnica del Ballet Víctor Ullate en ‘Carmen’ brilla en el Auditorio

Detrás del cristal, las bailarinas se insinúan invitando al espectador a entrar. De inmediato se suman los compañeros de reparto y dibujan en pareja unas sensuales escenas, transportando visualmente al público al Barrio Rojo de Ámsterdam. Es la atrevida y valiente reinterpretación de la ópera ‘Carmen’ de Biset por parte del Ballet Víctor Ullate. Como manifestó el prestigioso coreógrafo en la presentación el pasado verano, “no he querido hacer un ballet, he querido hacer un espectáculo”. Y realmente, la puesta en escena es digna de una pasarela: moderna, con un vestuario vanguardista y rompedor, y un hilo conductor actualizado que narra la vida de la nueva ‘Carmen’, una modelo de alto standing, transgresora y que quiere sentirse liberada. Unida a una brillante escenografía, se expresa un cuerpo de baile excepcional, de gran calidad técnica, y una coreografía con una creativa y desbordante estética que emociona al público.

La representación, enmarcada en el programa ‘Invierno Cultural’ del Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería, ha llenado todas las butacas del Auditorio Maestro Padilla, repleto de un entusiasmado público, y en la quinta fila el creador, el mito, el propio Víctor Ullate, observando su obra, y, después recibiendo los aplausos sinceros y continuos de los almerienses. La propuesta viaja desde la concepción clásica del ballet a la modernidad de la puesta en escena, resultando una atractiva coreografía que impacta muy positivamente en el público. En el foso, la Orquesta Ciudad de Almería pone música en directo a esta actualización del libreto de Biset.


El cuerpo de baile brilla por la expresividad de los movimientos, la interpretación de las nuevas coreografías ideadas por el director y la coordinación en las escenas grupales. Y como Carmen, una de las bailarinas españolas más prestigiosas, Lucía Lacarra, acompañada por Josué Ullate, hijo de Víctor, encarnando al personaje de Don José. 

La música ofrece un nuevo recorrido por la inagotable partitura de Bizet a la vez que incluye composiciones originales de Pedro Navarrete, que se integran en una nueva lectura, atrevida y actual, del mítico personaje femenino. Mención especial merece la Orquesta Ciudad de Almería, referente de la música clásica en la provincia, que suma otra gran estrella con la que comparte escenario, como ha hecho, anteriormente, con Plácido Domingo, Ara Malikian o Juan Francisco Padilla, entre otros muchos. Esta vez bajo la batuta de Manuel Coves.

Desde la Compañía explican que “más de un siglo después de su estreno, esta nueva propuesta quiere alejarse de los tópicos y lugares comunes para adentrarse en la esencia de la historia y arrojar nueva luz sobre uno de los personajes más poliédricos de la ficción contemporánea”. Y la verdad es que el resultado es visualmente fantástico, con una representación moderna, que atrae la atención del espectador desde el minuto uno y emociona a todos por su originalidad, intensidad y belleza estética. Un ballet que cuida todos los detalles: coreografía, vestuario, música, y que aporta una nueva visión de un clásico por todos conocidos.

No es de extrañar los varios minutos de aplausos del público almeriense, puesto que Víctor Ullate es una estrella internacional de la danza, que fundó en 1988 la compañía que lleva su nombre y que cumple ahora sus treinta años de trayectoria. Víctor Ullate es el director y cuenta desde 2001 con Eduardo Lao como director artístico. El talento y el esfuerzo de ambos artistas son claves para la permanencia y el éxito de esta compañía, que también cuenta con una fundación. El Víctor Ullate Ballet es una garantía para el público: de emoción, de belleza, de calidad, de danza. Su vanguardista ‘Carmen’ así lo atestigua. Bravo. #AlmeríaEsCultura.