COAG insta a los partidos políticos a que se impliquen con los problemas hídricos de la provincia

La provincia de Almería arrastra graves problemas relacionados con el déficit hídrico, una situación que ha llevado a los agricultores a tener que hacer uso de agua desalada para regar los cultivos.

Coincidiendo con la celebración de la Semana del Agua, COAG Almería ha remitido cartas los senadores, diputados y parlamentarios por Almería para que se posicionen ante esta problemática que afecta a miles de productores.

“Con el uso de agua desalada para el riego de nuestros cultivos estamos contribuyendo, además, a la recuperación del Acuífero que se encuentra sobreexplotado desde hace años. No obstante, nuestra contribución no debe suponer un sobrecoste que el agricultor no pueda asumir. Es por este motivo que hemos solicitado a través de nuestro informe de rebaja fiscal -trasladado al Gobierno Central y a la Junta de Andalucía- que de forma excepcional los productores que estén en Estimación Objetiva cuenten con una reducción específica en este sentido”, aclara Andrés Góngora, Secretario Provincial de COAG Almería.

La Organización Agraria espera, además, que los diferentes partidos políticos también se posicionen y respalden la Ley de Medidas Urgentes de Sequía donde se ha aprobado, entre otros puntos, un Plan de choque de optimización de la desalación para un Mediterráneo sin sed donde el Gobierno ha anunciado que habilitará los mecanismos de subvención necesarios para que los productores paguen por el agua desalada hasta un máximo de 30 céntimos/m3. “Llevamos mucho tiempo reclamando esta necesaria Ley y es necesario que de forma urgente se habiliten los mecanismos necesarios para que los agricultores paguen un precio coherente por el agua desalada, ya que esto contribuye al sostenimiento de la horticultura almeriense”, concluye Góngora.