Antonio Bonilla considera que la rebaja fiscal para los agricultores debe extenderse a todas las hortalizas y no solo a tomate y calabacín

El alcalde de Vícar, Antonio Bonilla, ha valorado como “arbitraria, injusta y corta”  la decisión del Ministerio de Hacienda en relación a los índices de rendimiento neto para el sector agrario que de cara a la Declaración de la Renta 2017, se han publica esta semana en el Boletín Oficial del Estado, y una vez más se ha puesto al lado de los agricultores, criticando que no se haya tenido en cuenta los informes de rebaja fiscal presentados por la Junta de Andalucía, que debería ser vinculante, y por la organización agraria COAG ante el citado ministerio y también ante el de Agricultura, y en el que se recogían las distintas adversidades tanto climatológicas -altas temperaturas en primavera, granizo en junio y viento en octubre- como fitosanitarias y de precios, a las que los agricultores almerienses tuvieron que hacer frente durante la pasada campaña.

Antonio Bonilla que siempre se ha manifestado a favor de una modificación  “amplia y justa” del citado módulo para con los productos hortícolas del Poniente almeriense, considera “insuficiente”  la aplicación del  0,18 solo para tomate y calabacín, “cuando en el informe de la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía, se solicitaba con carácter general  adaptar el citado índice al 0,20 para todos los productos hortícolas, y de forma particular al 0,13 para el tomate, calabacín y pimiento”.  En este sentido, Antonio Bonilla  se suma a las “justas reivindicaciones” de los agricultores de que la rebaja se haga extensiva a los demás productos hortícolas, “y así adecuar su fiscalidad a los rendimientos reales que tiene la agricultura bajo plástico”.


Igualmente, el alcalde vicario espera que el Ministerio de Hacienda tenga en cuenta la reclamación anunciada por COAG para corregir este error y que finalmente se aplique un sistema de módulos “más justo y equitativo, en el que además del tomate y calabacín,  se incluya a pimientos, pepinos, berenjenas y demás frutas y hortalizas que se tuvieron problemas en las campañas de 2017 en nuestra provincia”.

Finalmente,  el alcalde vicario que ha vuelto a mostrar  la “especial sensibilidad” que el equipo de gobierno de Vícar tiene hacia los agricultores y el sector agrícola, “como principal motor de la economía local”,  considera que  lo más justo es que la rebaja fiscal, “lo sea para con todas las hortalizas del campo almeriense y no solo para los dos productos citados” .