López Carmona abre la puerta a un nuevo Convenio para arreglar la Rambla San Antonio

La aprobación en Pleno de la Moción de López Carmona abre la puerta a nuevas oportunidades para la Rambla de San Antonio. El acuerdo concreta “Instar a la Junta de Andalucía a retomar las conversaciones necesarias para la recuperación, o en su caso creación de uno nuevo, del Convenio de Colaboración en relación a la “Obra de restauración ambiental, defensa contra avenidas y adecuación para uso público de la Rambla de San Antonio”,  para la puesta en valor de este espacio urbano”

Las ciudades deben promover su desarrollo a través de la cohesión de sus territorios, evitando los efectos barrera y generando espacios públicos de convivencia, por eso las ciudades modernas establecen parámetros de sostenibilidad en sus desarrollos urbanísticos, económicos, etc., como única forma de crecimiento para las mismas.


Para López Carmona “la incorporación de las Ramblas al desarrollo urbano de las ciudades aporta calidad de vida a sus habitantes, así lo ha demostrado en nuestro municipio con las actuaciones de acondicionamiento de las Ramblas de la Gitana, la Rambla de la Culebra o la Rambla de las Hortichuelas, por ejemplo. Roquetas de Mar, ya le ha ganado algunos espacios públicos a nuestros núcleos de población, aportando bulevares, parques, jardines o paseos, son algunas de las aportaciones que se han conseguido poner a disposición de la ciudadanía con los trabajos realizados en algunas de nuestras ramblas”.

La Concejal No Adscrita destaca su importancia “la Rambla de San Antonio, en Aguadulce, es una rambla céntrica, es un agente vertebrador de su núcleo de población que debe acometer importantes actuaciones para conseguir la sostenibilidad de su desarrollo urbano consolidado existente. Hablamos de que propiciar el arreglo de esta rambla supondrá recuperar un espacio perdido, conexiones viarias a través de la construcción de varios puentes, zonas verdes, espacios libres necesarios para actividades de ocio, deportivas, ferias, y un largo etcétera, en un lugar absolutamente privilegiado del municipio, que hoy día permanece carente de todo ello. Este tipo de actuaciones, además tienen impacto directo en la creación de empleo, de puestos de trabajo ligados al ámbito deportivo y de ocio, pero sobre todo, al sector Turístico donde los clásicos destinos de Sol y Playa compiten constantemente por aunar tradición y modernidad, como atracción a una demanda cada vez más exigente con los destinos maduros”.

María José López recuerda que “han existido ya iniciativas sobre la adecuación de la Rambla de San Antonio en Aguadulce, a través de los Convenios firmados y de los proyectos que se trabajaron en 2006, con inversiones cercanas a los 12 millones de euros entre las administraciones autonómica y local demostraban un claro interés por el desarrollo urbano de ese entorno. Su denominación como “Obra de restauración ambiental, defensa contra avenidas y adecuación para uso público de la Rambla de San Antonio”, ya lo dice todo, este proyecto propiciaría un gran  ámbito social para nuestros vecinos, pero que lamentablemente, hoy día sigue sin conseguirse”.

Para López Carmona cree que “ahora no es el momento de analizar los porqués de la suspensión de esta actuación ni adjudicar responsabilidades, son otros tiempos y otros momentos,  vamos a ponernos manos a la obra, Aguadulce no puede quedarse atrás en la evolución urbana, debemos trabajar constantemente para buscar las mejores opciones y los mayores beneficios para nuestra sociedad. Y para conseguir nuestro objetivo, la necesidad de acondicionar la Rambla de San Antonio no algo discutible, es una obligación. Los gobernantes municipales debemos sentar las bases de los acuerdos necesarios con otras administraciones, como la Junta de Andalucía a través de la Agencia Andaluza del Agua y cualquier otra, para su consecución”.

“Esta moción no demanda un posicionamiento complejo ni grandes debates, si no todo los contrario, Aguadulce, sus infraestructuras, pero sobre todo sus vecinos, tienen la necesidad de disponer de su gran arteria y reconvertirla en el lugar que satisfaga  todas sus necesidades manifiestas desde Las Colinas hasta el Paseo Marítimo, por lo tanto se convierte sólo en una decisión política” insistía López Carmona para conseguir apoyos a su aprobación que finalmente, sólo ha contado con los votos del PP.