Pedro Peña: “Desde Ciudadanos no queremos que se cierre la piscina durante las reformas”

“Desde Cs Adra, jamás hemos hablado de un cierre temporal de la piscina ni hemos jugado a generar incertidumbre entre los trabajadores o usuarios. Lo queremos dejar bien claro. Desde Ciudadanos no queremos que se cierre la piscina durante las reformas, pero se debe buscar la mejor alternativa para compaginar las obras sin que ello genere problemas en el servicio que se le debe ofrecer a los abderitanos y teniendo siempre en cuenta la seguridad de todos”. Así de contundente se ha mostrado el portavoz y concejal de Cs Adra en el Consistorio de este municipio, Pedro Peña, quien ha solicitado al resto de grupos que conforman la corporación que aprueben el pliego de cláusulas administrativas para la contratación por procedimiento abierto del servicio de gestión, organización, coordinación y desarrollo de actividades de la piscina, sus espacios complementarios y mantenimiento de las instalaciones. Peña ha resaltado que “justo se acaban de cumplir tres años de legislatura de este Gobierno municipal en minoría y la gestión de la piscina ha sido y sigue siendo uno de los escollos que arrastra nuestra ciudad desde su puesta en funcionamiento“. El edil de la formación naranja ha detallado que, desde entonces, ha existido una “auténtica dejadez y un absoluto abandono tanto por parte de la empresa adjudicataria como por parte del Ayuntamiento, por su nula y nefasta supervisión de sus obligaciones”. Todo ello ha derivado en la rescisión del contrato y la búsqueda de una salida cierta para esta instalación municipal.

Para Peña, “bastante han soportado ya los usuarios y trabajadores, para que ahora también se les cierre la piscina sin otras alternativas”. Para este grupo municipal, la solución pasa por aceptar un periodo de transición entre la salida del actual adjudicatario y la empresa que acceda a su gestión a través del pliego “que intentaremos sacar adelante en este próximo pleno”. El portavoz abderitano de Ciudadanos ha considerado esencial que exista ese tiempo de convivencia entre las reformas necesarias para dotar a este espacio de un aspecto más adecuado y el uso diario de las instalaciones, “para que nadie se vea perjudicado, ni abonados ni operarios. Sabemos que durante este periodo de obras habrá que tener paciencia y respetar las directrices del director técnico de seguridad. No queremos que por correr demasiado ocurra algún percance a nadie, ni usuarios, ni trabajadores de la piscina ni de la empresa que lleve a cabo estas labores”. Cs Adra votará a favor del pliego de condiciones que se llevará al pleno y ha solicitado al resto de grupos “la responsabilidad y la altura de miras necesarias para que no se opongan a esta salida y no tengamos que ver cerrada nuestra piscina. Si actuaran en contra y finalmente se cerrase, ni los vecinos ni los trabajadores lo entenderían”.


El concejal de este grupo municipal ha recordado que esta opción es la única salida posible, ya que una gestión directa de la piscina por parte del Ayuntamiento “no sería viable tras los informes que han elaborado los responsables de Secretaría e Intervención”. Unos informes que hacen referencia a las imposiciones derivadas de la Ley 3/2017, de 27 de junio, de los Presupuestos Generales del Estado para el año 2017, los que están en vigor a día de hoy, y que se reafirman con los presupuesto de este 2018, que aún no han pasado el trámite definitivo del Senado. En ellos, en su disposición adicional vigesimosexta se establece ‘Limitaciones a la incorporación de personal al sector público’, “precisamente, ésta es la casuística en la que se encuentran los trabajadores que desarrollan las tareas en la piscina municipal de Adra. Por ello, no entendemos que se realicen otro tipo de peticiones, cuando hay datos que corroboran esta imposibilidad de pasar la gestión de la piscina a las arcas municipales directamente”, ha apuntado Peña.