Los fuegos artificiales iluminan una hermosa Noche de San Juan en las playas de Almería

Era la medianoche cuando los almerienses, siguiendo la tradición, se acercaron anoche al agua para lavarse la cara, y los más atrevidos bañarse, en un rito de buena suerte y felicidad, y, a continuación, disfrutar del espectáculo pirotécnico de fuegos artificiales y colores, preparados por el Área de Cultura, Educación y Tradiciones desde el Espigón de la Términa. Más de diez minutos del castillo de fuegos artificiales, espectaculares, muy aplaudidos por los miles de almerienses y turistas que disfrutaron en las playas de Almería de la Noche de San Juan.

Los datos técnicos de los fuegos artificiales, que ejecutaron la empresa Pirotécnica Zaragozana, se traducen en un castillo de fuegos de colores y efectos aéreos que emplearon un total de 65 kilos de pólvora y casi 200 kilos de material explosivo en bruto y más de 1.300 efectos pirotécnicos.


Además, durante la tarde noche, en la zona de atracciones y restauración situada en el Recinto de El Palmeral hubo 35 establecimientos entre los que se incluyen camas elásticas, castillo hinchable, casetas de juegos, heladerías, gofres, puestos de algodón y chucherías y también otros puestos de restauración, vino o mojitos, además de bisutería y complementos.

El Ayuntamiento de Almería, a través del Área de Seguridad y en coordinación con las de Servicios Municipales y Playas y Cultura, Educación y Tradiciones, además de los diferentes servicios externos de seguridad y emergencias, preparó un dispositivo especial con motivo de la Noche de San Juan formado por más de doscientas personas que velaron para que la normalidad fuera la tónica dominante durante una velada en la que, como cada año, hubo una masiva presencia de personas en las playas y paseos marítimos de la capital.

Y tras la fiesta de la noche, un operativo especial de limpieza, desde el Área de Servicios Municipales, dejó en perfectas condiciones las playas para los bañistas por la mañana. Desde primera hora de la tarde del mismo día 23, tres equipos estuvieron realizando labores de limpieza tanto en papeleras como en acceso a las playas, y a las a las seis de la mañana comenzaron la limpieza de las playas, para que a las nueve de la mañana cualquier bañista pudiera ya disfrutar de una arena y un Paseo Marítimo perfectamente limpios.

Alegría para dar realce a esta tradición que une a familias y amigos alrededor de las barbacoas, frente a las playas del litoral almeriense.