La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Roquetas de Mar ha aprobado esta mañana una nueva instrucción del Área de Desarrollo Urbano para “la normalización del otorgamiento de licencias de ocupación de vía pública en las proximidades de carriles bici, vías de actuación referente y zonas de alta densidad peatonal en el término municipal de Roquetas de Mar”.

Una instrucción que tiene como objetivo “poner orden”, en palabras del concejal del Área, Francisco Gutiérrez, ante la proliferación de puestos de venta de artesanía, realización de trenzas y alquiler de bicicletas y otros vehículos de movilidad personas en espacios con gran afluencia de peatones, especialmente en los Paseos Marítimos.


Tanto Gutiérrez como el concejal de Ordenación del Territorio, José Luis Llamas, han anunciado que será el Ayuntamiento el que, “atendiendo a los criterios de idoneidad y racionalidad”, establecerán las ubicaciones disponibles para ejercer este tipo de actividades, y de esta forma, “se limitará el número de licencias otorgadas, lo que permitirá un mayor y mejor control que garantice su total legalidad y la seguridad en los servicios que se presten”.

Hasta este momento, tal como apunta la instrucción, las solicitudes de licencias para estos servicios no estaban vinculadas a una ubicación concreta, lo que ha conllevado un crecimiento excesivo de las mismas”.

En este sentido, el Gutiérrez afirma que “la proliferación de este tipo de puestos en el entorno de los carriles bici, las arterias principales de la Urbanización y los Paseos Marítimos ha supuesto en los últimos meses un problema de convivencia entre los diferentes usuarios de estos espacios, que se agrava en los meses estivales”.

El concejal reconoce que “especialmente sangrante es el caso de los Paseos Marítimos y del efecto llamada que provocan estos puestos para la venta ambulante no autorizada, al coexistir ambos tipos de ventas, lo que dificulta el control por parte de la Policía Local”.

“Se ha detectado además que los propios beneficiarios de las licencias de artesanía, una actividad legítima y permitida, llegan a ofertar productos y servicios ilegales”, apunta el concejal.

Igualmente, la proliferación de puestos de alquiler de bicicletas y vehículos de movilidad personal en arterias ya colapsadas por la afluencia turística, hace que “su densidad actual difícilmente pueda ser absorbida por la demanda existente”.

El Área de Desarrollo Urbano proporcionará a los interesados en obtener una licencia de ocupación de vía pública un formulario específico que incluirá las localizaciones disponibles para cada actividad “de forma que se podrán limitar, agrupar y priorizar las de mayor calidad”, así como se otorgará preferencia a aquellos que dispongan de un local en las proximidades de los espacios ofertados.

Por último, Francisco Gutiérrez adelanta que la ordenanza de tráfico incluirá en su nueva redacción “la prohibición de que los llamados ‘citycocos’ o motocicletas eléctricas circulen por los carriles bici, así como recogerá la instrucción de la DGT en cuanto a su regulación y la obligatoriedad de que cuenten con seguro, carné, casco y matrícula”.