Ya han comenzado los trabajos de estabilización de plataforma y rehabilitación de firme en la carretera AL-5400 entre Berja y el barrio de Peñarrodada que están siendo ejecutadas por INCOAL (Instalaciones y Construcciones Almeria S.L.) con un coste de 41.322,31 euros financiados por la Diputación Provincial de Almería.

El alcalde de Berja, José Carlos Lupión, ha considerado estas obras “muy necesarias para mejorar la seguridad de los vecinos que transitan cada día puesto que se trata de una carretera en la que durante los últimos años ha aumentado el tránsito de camiones por las explotaciones agrícolas que se han instalado en la zona”.


Las obras están consistiendo en la excavación y saneo del talud de terraplén de la carretera, de unos 75 metros de longitud, que se encuentra en mal estado de conservación y que está originando desprendimientos y el hundimiento de la carretera, llegando a imposibilitar la circulación tanto de vehículos como de personas.

Para solucionar los problemas de hundimiento, se está construyendo un muro de contención de hormigón en masa para sostener el talud de la carretera y mantener el estado de la vía. También se repondrá el firme de la carretera, así como de la señalización horizontal y vertical.

Posteriormente se hará un escarificado del tramo de carretera afectada por las obras y, para finalizar, se repondrá la señalización horizontal de la carretera y se colocará un tramo de barrera semirrígida de doble seno sobre el muro de contención.

Además de estas obras en la carretera de Peñarrodada, actualmente está en ejecución el plan de asfaltado de cuarenta vías del municipio que comenzó hace unos meses. En estos días se actuará en la Avenida del Estudiante, Los Cerezos, Pozo Pago y Llanete.